jueves, 5 de julio de 2018

Reseña: Lo que vio la criada - Y. Tsutsui

LO QUE VIO LA CRIADA: YASUTAKA TSUTSUI






SINOPSIS

A través de la capacidad extrasensorial de la joven Nanase y de sus experiencias en las diferentes casas en las que se irá empleando como sirvienta, Tsutsui diagnostica, con cada uno de estos ocho cuentos psíquicos, los males enquistados en las familias del Japón contemporáneo.





Los que me sigáis desde hace un tiempo ya sabéis que de vez en cuando leo literatura japonesa y más de una vez he hablado de las obras de este escritor, concretamente he reseñado ya: Paprika, Los hombres salmonela en el Planeta Porno y La chica que viaja en el tiempo

De los que tiene publicados en español, únicamente me falta Estoy desnudo, otro de relatos que no dudéis de que caerá, aunque siempre intento dejar pasar un tiempo entre libro y libro de un mismo escritor.

He elegido esta obra y no Estoy desnudo porque me llamó la atención lo de que eran cuentos psíquicos y no me ha defraudado nada, aunque tampoco creo que lo haga el que me falta.

Lo primero que os quiero decir es que es una suerte que conozca al autor de antes porque la portada no me ha gustado especialmente, ese rollo manga con esas imágenes no me hubieran motivado nada a leerlo. Pero lo dicho, conozco y disfruto de lo que escribe Tsutsui.

La idea del libro es muy original, Nanase es una joven y guapa criada o empleada doméstica, que a pesar de su edad (dieciocho en el primer relato, casi veinte en el último) ha pasado por un gran número de familias y de todas ellas acaba huyendo por propia voluntad.

A medida que avanzamos con los relatos, también veremos como cambia la personalidad de Nanase, se la ve madura en el primero pero esa madurez evoluciona a medida que conoce otras familias y experimenta diferentes situaciones. 

Cada cuento es diferente al anterior y todos ellos representan diferentes estilos de familias japonesas, así a través de ellos, el autor nos desgrana la sociedad japonesa y conocemos perfectamente esas familias gracias a los poderes telepáticos de la chica. 
No solo nos describe sus acciones y comportamientos, también lo que todos ellos piensan y sienten, es especialmente interesante cuando contrastamos la diferencia entre lo que piensan y dicen y como actúan luego, aunque nada que no hagamos nosotros si nos paramos a pensarlo.

Además de Nanase, todas las historias tienen sus puntos comunes y el autor nos cuenta lo que va ocurriendo de forma irónica y absolutamente cruda, en la mente de algunas personas se infravalora a la mujer o al marido, se piensa en violar a alguien o en aprovecharse de quién está en una situación de inferioridad, en eso piensan algunas personas y el autor nos lo muestra de forma cruda y sin dejar de llamar a las cosas por su nombre. No es un libro con lenguaje soez o agresivo, ni siquiera hay sexo o violencia como tal, realmente es un libro que puede leer cualquier lector pero que no creo que guste a todos, precisamente por eso de llamar a las cosas por su nombre, hay personas que prefieren no pararse a pensar en lo que pueden pensar los demás.

En todo caso, la elección de convertir a la criada en alguien con poderes telepáticos nos da también a nosotros ese poder, y como ella, nos indignamos con los pensamientos o acciones de algunas personas, además su figura es de esas que no se notan, o sea, las familias aunque al inicio saben que está ahí, al cabo de poco les da igual su presencia, solo es una criada y lo que piense o diga no tiene ninguna importancia.

Cada relato es diferente del anterior y cada uno supone una crítica, os contaré un poco de que va cada uno pero sin extenderme mucho que al final os resultará aburrido y no querréis leer al nipón.

En Zona de calmas, el primer relato, conocemos a Nanase y nos encontramos con la primera familia, que parece el tipo de familia modelo, pero eso es solo una fachada, extrañas relaciones les unen y comparten más de lo que imaginan: amantes, fantasías... 

En Cautivos de la suciedad llegamos a una familia de 13 miembros y vemos como las personas pueden vivir en medio de la suciedad sin darse cuenta de ella y como cuando esta desaparece se sienten al descubierto, más sucios de lo que eran antes.

La tercera familia es de tan solo dos miembros, en ella el autor enfoca el problema de la no aceptación de la vejez.

El melocotón es un relato donde vemos lo que le ocurre a un trabajador incansable cuando le prejubilan, nada es lo que espera y su familia no ayuda a la aceptación de la nueva situación.

El quinto relato es Una Bodhisattva entre las llamas del infierno y en él, Nanase debe actuar para no ser descubierta, no quiere que nadie conozca sus poderes y menos el señor de esta familia que conoció a su padre.

En la Fruta del cercado ajeno, asistimos a un extraño intercambio de parejas, provocado en parte por la criada que no encuentra nada malo en satisfacer lo que los demás solo se atreven a pensar.

El séptimo relato es El pintor de los domingos y en él descubrimos una nueva forma de pensamiento, nos adentramos en la mente de un artista y eso siempre puede causarnos sorpresa.

Para terminar está el relato Querida mamá, que en paz descanses, donde vemos que pasa cuando muerte la madre de una persona con complejo de Edipo.

Todos los relatos tienen su qué y me han gustado a su manera, el nivel es parecido y confieso que ninguno me ha parecido malo, pero hay dos que me han gustado más que el resto: Cautivos de la suciedad y el último.

Es un libro que tiene 187 páginas y se lee en dos días o menos, a pesar de ello me he obligado a leer un único relato al día, sino creo que el primer día lo habría terminado y me habría quedado demasiado pronto sin diversión.

Lo que vio la criada es un libro fácil de leer, todos los cuentos son bastante cortos, alrededor de 20 o 30 páginas cada uno. Todas las historias tienen un parecido desarrollo: la presentación de la familia, lo que Nanase sabe de ellos a través de sus poderes, luego ocurre algo y Nanase debe actuar de alguna manera, finalmente cambiará de familia. Casi siempre en algún momento hay un giro que nos sorprende y cambia lo que esperábamos que pasaría.
Ah y no se ve demasiado machismo en las diferentes historias, de hecho en general actúan bastante parecido hombres y mujeres, solo alguna pincelada se le escapa por ahí pero no ha llegado a indignarme sobremanera.

En definitiva, este nuevo libro de Tsutsui (publicado en 2018 por Atalanta), ha sido un disfrute total, es un autor que me encanta y ya estoy predispuesta a que me guste, pero aún así, hasta el momento sus relatos o novelas no me han defraudado en absoluto.

Si os interesa un libro de relatos, diferente y original, con toques tradicionales pero a la vez lleno del Japón más contemporáneo, este puede ser una muy buena opción. Además, la visión del autor siempre es crítica pero no exenta de cierto cinismo y sátira, debéis conocerlo para juzgar su estilo, como habéis podido leer, a mí ya me tiene ganada.


VALORACIÓN:









15 comentarios:

  1. Holaaa
    Vale, me gusta. Me has convencido. Aun no he tenido el placer de adentrarme en la literatura japonesa y esta novela me ha llamado mucho la atención :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Siento debilidad por los relatos, y también por la cultura oriental, así que doblete. No conocía al autor, pero claro, has nombrado "Paprika" y "La chica que viaja en el tiempo", dos joyas de la animación nipona, y rápidamente has captado toda mi atención, pues no tenía ni idea de que estaban a su vez basadas en historias de este autor. Gracias por el descubrimiento. Me llevo apuntado el libro y el autor. Y sí, tampoco a mí me gusta la portada que le han puesto, pensé que era un manga.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Hooola!
    No conocía este libro y gracias tu reseña me ha llamado mucho la atención!
    A lista de pendientes que va!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Qué apetecible. Mola que aunque sea un libro de relatos todos tengan la misma protagonista. Cuando leí el título del post Peter en el Cuento de la criada que me tiene subyugada con la serie de televisión. En cuanto empecé a leer ya me di cuenta que era un autor japonés. Me tienen fascinada estos autores y la sociedad japonesa. Una cultura muy interesante y apetecible. Buscaré el libro. Seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Sinceramente visto así, no me gustaría tener el don de la telepatía como tiene Nanase, y eso que es uno de los dones que más me llama la atención, porque creo que la gente nos callamos demasiadas cosas y muchas veces no decimos o actuamos acorde a lo que pensamos.
    A pesar de ello, veo la trama en general,del libro Lo que vio la criada, megainteresante. Pero el que me ha llamado más la atención de los relatos es el quinto. Eso de que no quiera que descubran su secreto es señal de que, ¿casi la pillan?
    Deberé leerlo para descubrirlo.
    Gracias por la reseña.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía al autor, pero por esta obra creo que lo conoceré. Me encanta cuando una novela tiene es su trama rasgos psicológicos/parapsicológico. Cada cuento parece transmitir un mensaje. Me lo apunto!!

    ResponderEliminar
  7. Holaaa confieso que no soy muy fan de la literatura japonesa, pero ya me has metido el gusanillo con Lo que vió la criada, y creo que ahora necesito leer esos relatos jajaja, no conocía a Tsutsui pero según iba leyendo tu reseña lo he buscado en google jejeje, sin duda será mi próximo libro a leer, besitos

    ResponderEliminar
  8. Holaaa,
    La verdad es que soy super novata en el tema de novela japonesa y éste libro me ha dejado totalmente intrigada. Me parece una manera muy original de tratar los diferentes temas. No lo descarto como próxima lectura.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Hola! Que decir!? Conozco la novela y conozco al autor, precisamente por Paprika y por La chica que saltaba en el tiempo, un clásico . Tsutsui tiene ese nosé qué me llama, lo que vio la criada ya está en mi lista!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Veo que le has dado una valoración alta y eso ya dice mucho de la lectura, no creo haber leído antes autores japoneses y creo que sería una buena oportunidad de descubrir el trabajo de Tsutsui, el tema me agrada porque de alguna manera nos describe como es la sociedad japonesa actual, aunque por los alcances que nos das no dista mucho de las familias occidentales, gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  11. He leído algo de literatura japonesa pero más relacionada con temas de samurais, jajaja. Lo de ¨cuentos psíquicos" llama mucho mi atención. Me encantan las pelis de este tipo pero nunca he leído un libro. Voy a tratar de localizarlo y seguro que despues de este vendrán otros muchos más.

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, ya sólo por los fragmentos que leí el otro día me llamó la atención este libro pese a sacarme de mi zona de confort pero después de leer la reseña y ver lo mucho que te ha gustado creo que definitivamente le daré una oportunidad.. un besazo

    ResponderEliminar
  13. Holaaaaaa!
    No conocía este libro, pero he de decir que no soy de leer relatos (escribirlos, quizá).
    Me alegro que te haya gustado tanto y no te haya defraudado. Voy a recomendarselo a quién pueda interesarle.
    Muchas gracias por la entrada.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  14. Me parece una idea estupenda eso de traer un libro de relatos donde refleja diferentes familias japonesas y diferentes problemáticas psíquicas de la protagonista.
    No soy mucho de literatura japonesa, pero éste me ha llamado especialmente la atención.
    B7s

    ResponderEliminar
  15. A mi personalmente me encantan las historias que tengan que ver con Japón y si es rememorando lo más antiguo de su cultura, de su historia mucho mejor.
    Por otro lado aunque no sea de leer relatos la idea de ver la evolución de un protagonista en ellos, me llama la atención. Voy a tener que leer las obras de Tsutsui.

    ResponderEliminar