miércoles, 1 de noviembre de 2017

Textos Literarios #30

En la entrada de hoy recupero un poco la idea original, o sea dejaros aquellos fragmentos que más me gustan de los libros que voy leyendo, pero he visto que a veces es complicado porque en algunos libros no hay nada que me llame especialmente la atención como para dejarlo y he tenido que ir inventando sobre la marcha, ¡Tendré que pensar en algo de caras al año que viene!

De momento sigo con esta sección y hoy os traigo un texto que me han gustado del libro Expiación de Ian McEwan, libro que estoy leyendo para el club de Literatura y cine, vaya que próximamente veré también la película, ya os contaré que tal. 







"Ya estaba encauzada, y había encontrado satisfacción en otros planos; escribir relatos no sólo entrañaba secreto, sino que también le brindaba todos los placeres de miniaturizar. Se podía construir un mundo en cinco páginas, y hasta más placentero que una granja en miniatura. La infancia de un príncipe mimado podía comprimirse en media página; un rayo de luz de luna sobre un pueblo dormido era una frase rítmicamente enfática; era posible describir el hecho de enamorarse con una sola palabra: una mirada. Toda la vida que contenían las páginas de un cuento recién terminado parecía vibrar en su mano. 
Su pasión por el orden también se veía satisfecha, pues se podía ordenar un mundo caótico. Se podía hacer que una crisis en la vida de una heroína coincidiera con granizo, vendavales y truenos, mientras que las ceremonias nupciales, por lo general, gozaban de buena luz y brisas suaves. El amor al orden configuraba asimismo los principios de la justicia, en los que la muerte y el matrimonio eran los motores para el gobierno de un hogar, el primero reservado en exclusiva para lo moralmente dudoso, y el segundo como premio postergado hasta la última página."


Os traigo solamente uno porque es algo largo y se refiere al placer que provoca la escritura, sé que con él no podréis valorar el libro ni si os gustaría o no, pero espero que me digáis si os gusta este trocito y sentís lo mismo escribiendo, porque quién más quién menos tenemos un blog y disfrutamos comunicando cosas a los demás.

En alguna próxima entrada os dejaré otros fragmentos, estoy convencida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario