viernes, 18 de agosto de 2017

¿Nos seguimos?

Estos días que tengo mucho trabajo me he dado cuenta que casi no dedico tiempo a buscar por Internet por el placer de encontrar simplemente, ya sean libros o autores que me puedan gustar, ya sean blogs nuevos de los que aprender y en los que descubrir cosas nuevas... casualmente he caído hoy en dos blogs que siguen la iniciativa de Nos seguimos y he pensado que podía estar bien para descubrir cosas nuevas, ¡nunca sabes donde te va a llevar un blog!



El funcionamiento es de lo más sencillo: tenéis que seguir este blog y dejarme un comentario con el enlace del vuestro para que también os pueda seguir de vuelta. Me encanta leer sobre libros y todo lo que tenga que ver con el tema... así pues, ¿a qué esperas? :)


jueves, 17 de agosto de 2017

Review: Battle Royale: K. Takami

RESEÑA: BATTLE ROYALE: KOUSHUN TAKAMI


Autor: Koushun Takami
Páginas: 624


SINOPSIS

La historia ocurre en un momento en el que Japón se ha convertido en un estado policial llamado: Gran República del Asia Oriental, donde el territorio abarca también Corea. Todo esto fue consecuencia de la II Guerra Mundial donde Japón tuvo más éxito que en la realidad y eso le hizo ganar mucha influencia en Asia.
En este mundo distópico, cada año se elige a un colegio para participar en la Battle Royale, esta vez le ha tocado el turno a los estudiantes del instituto Shiroiwa que son llevado a una isla donde tendrán que luchar. Para controlarles absolutamente, llevan en el cuello un collar que puede explotar cuando la organización quiera o si se encuentran donde no deben.

Se explica a los estudiantes en que consiste el juego y se les da un kit de supervivencia que incluye: comida, una linterna, un bolígrafo, un mapa, una brújula y lo mejor: un arma aleatoria, ésta puede ser una pistola, una navaja... pero también otras cosas que a priori parecen más inútiles.

Y una vez está todo explicado, empieza el juego donde sólo un único estudiante puede sobrevivir.




miércoles, 16 de agosto de 2017

Textos Literarios #19


Me gustó mucho la semana pasada compartir mis inicios de libro preferidos y como me quedaron algunos pendientes, ¡repito experiencia! Por si os interesa ver los primeros que añadi de autores como Cortázar, García Márquez, Orwell o Salinger, ¡podéis clicar aquí!

#1 Platero y yo de Juan Ramón Jimenez

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

#2 El viejo y el mar de Ernest Heminqway

Era un viejo que pescaba solo en un bote en la corriente del Golfo y hacía ochenta y cuatro días que no cogía un pez.

#3 El pistolero (volumen I de la Torre Oscura) de Stephen King

El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él.

#4 Rebeca de Daphne de Maurier

Anoche soñé que volvía a Manderley, me encontraba ante la verja pero no podía entrar, porque el camino estaba cerrado. Entonces, como todos los que sueñan, me sentí poseída de un poder sobrenatural y atravesé como un espíritu la barrera que se alzaba ante mí. El camino iba serpenteando, retorcido y tortuoso como siempre... pero a medida que avanzaba, me di cuenta del cambio que se había operado; la naturaleza había vuelto a lo que fue suyo y poco a poco se había posesionado del camino con sus tenaces dedos. El pobre hilillo que había sido nuestro camino avanzaba y finalmente allí, estaba Manderley. Manderley reservado y silencioso. El tiempo no había podido desfigurar la perfecta simetría de sus muros. 

#5 El tambor de hojalata de Gunter Grass

Lo reconozco: estoy internado en un establecimiento psiquiátrico y mi enfermero me observa, casi no me quita el ojo de encima; porque en la puerta hay una mirilla, y el ojo de mi enfermero es de ese color castaño que a mí, que soy de ojos azules, no es capaz de calarme.

#6 El Aleph de Jorge Luis Borges

La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió, pues comprendí que el incesante y vasto universo ya se apartaba de ella y que ese cambio era el primero de una serie infinita. Cambiará el universo pero yo no, pensé con melancólica vanidad; alguna vez, lo sé, mi vana devoción la había exasperado; muerta yo podía consagrarme a su memoria, sin esperanza, pero también sin humillación.

#7 El amor en los tiempos del cólera de Gabriel García Márquez

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

Añado este inicio que me dejó en mi anterior publicación Carmen Ferreira:

#8 La Ratesa de Gunter Grass

Por Navidades me pedí una rata, confiando en encontrar rimas logradas por una poesía que tratase de la educación del género humano. En realidad hubiera querido escribir sobre el mar, mi charco báltico; pero ganó la rata. Mi deseo se  vio satisfecho. Bajo el árbol de Navidad me encontré con la sorpresa de la rata.


-> Muchas gracias Carmen porque ¡ten por seguro que leeré el libro sólo con este inicio tan prometedor!

Bueno, ¿qué os han parecido? ¿Habéis leído alguno de los libros que menciono? ¿Leeríais alguno únicamente por como empieza?

Y claro, si tienes alguna recomendación, algún inicio que recuerdes y que te parezca que debe estar, ¡dímelo! Encantada de subirlo en una próxima entrada y de leer el libro.

martes, 15 de agosto de 2017

Reseña: Diástole - E. Bueso

DIÁSTOLE: EMILIO BUESO


SINOPSIS

Jérôme es un pintor que recibe el encargo de retratar a Iván, un misterioso extranjero, pero tendrá que hacerlo según sus normas: a lo largo de cuatro sesiones, en cuatro sitios diferentes, con cuatro posturas diferentes en una misma obra, será en la casa de Iván y siempre de noche. A través de estas sesiones iremos conociendo la historia de Iván, un hombre perseguido desde hace muchos años.




lunes, 14 de agosto de 2017

Quotes #19

En este lunes de citas literarias una de Mason Cooley: "Reading gives us someplace to go when we have to stay where we are", o sea, "La lectura nos da un lugar donde ir cuando tenemos que quedarnos donde estamos".

Quizá es porque trabajo en un hospital pero la frase me hace pensar en los enfermos que no tienen más opción que quedarse ahí durante cierto tiempo -algunos bastante-, y que no pueden salir al exterior; no muchos leen, esa es la verdad y tenemos una salita repleta de libros pero generalmente al no tener el hábito ni tienen esa opción en cuenta...





Pero sin ponernos tan dramáticos pensando en hospitales, el simple hecho de tener que ir a un sitio donde sé que me harán esperar, por ejemplo el banco, hace que me lleve el iPad o un libro en papel, normalmente por el peso escojo lo primero... al menos si lees no te da la sensación que estás perdiendo el tiempo porque en realidad ¡lo estás aprovechando!

¿En que situaciones os llevaríais un libro para no morir esperando? ¿Cuando habéis pensado por última vez "tenía que haber cogido un libro"?