miércoles, 12 de junio de 2019

Fragmentos: Superviviente I

Hoy os quiero dejar los fragmentos que más me han gustado del libro de Chuck Palahniuk, Superviviente:





#1

"Quedarme aquí a intentar arreglarle la vida es una pérdida de tiempo. La gente no quiere que les arregles la vida. Nadie quiere que le solucionen sus problemas. Sus dramas. Sus congojas. Ni quieren resueltas sus historias. Ni sus líos. Porque ¿qué les quedaría? Sólo lo desconocido, grande y aterrador.
La mayoría de los que me llaman ya saben lo que quieren. Los hay que quieren morir pero me piden primero permiso. Los hay que quieren morir y necesitan un poco de ánimo. Un empujoncito."

#2

"Me llaman los victimistas. Los sufridores crónicos. Llaman. Interrumpen mi propio tedio. Es mejor que la televisión."

#3

"No es que quiera casarme. Admiro a la gente que es capaz de comprometerse con un tatuaje."

#4

"Para calmar a esa chica y conseguir que me escuche le cuento la historia de mi pez. El de ahora es el pez seiscientos cuarenta y uno de toda una vida de peces. Mis padres me compraron el primero para enseñarme a amar y cuidar otra criatura del Señor. Pasados seiscientos cuarenta peces, lo único que sé es que todo lo que uno ama se muere. Cuando conoces a alguien especial, puedes estar seguro de que un día caerá muerto al suelo.

#5

"La gente usaba algo llamado teléfono porque les repugnaba estar juntos y les asustaba demasiado quedarse solos."

#6

"Parte de mi trabajo es anticipar el menú de la fiesta de esta noche. Eso significa que tengo que coger un autobús desde la casa en la que trabajo hasta otra casa y preguntarle a una cocinera desconocida qué es lo que les van a dar de comer. A la gente para la que trabajo no les gustan las sorpresas, así que parte de mi trabajo es decirles de antemano si de noche van a tener que comer algo difícil, como langosta o alcachofa. Si hay algo amenazador en el menú, me toca enseñarles a comerlo bien. Así me gano la vida."

#7 

"La distancia más corta entre dos puntos es una línea temporal, un horario, un mapa de tu tiempo, el itinerario del resto de tu vida.
Nada como una lista para ver la línea recta que va de la vida a la muerte."

#8 

"Después de diecisiete años de trabajar en casas particulares, las cosas sobre las que más sé son caras amoratadas, puré de avena, ojos morados, hombros dislocados, huevos revueltos, espinillas magulladas, córneas rasgadas, cebollas picadas, mordiscos de todo tipo, manchas de nicotina, lubricante sexual, dientes rotos, labios partidos, nata batida, brazos torcidos, desgarros vaginales, jamón curado, quemaduras de cigarrillo, zumo de piña, hernias, embarazos interrumpidos, manchas animales, coco rallado, ojos eviscerados, disloques y estrías."

#9

"La asistente lo supo todo de mí excepto la verdad.
Simplemente, no quería que me arreglasen.
Fueran cuales fuesen mis problemas, no quería que me los curasen. Mis secretitos internos no tenían ganas de ser descubiertos y explicados. Ni con mitos. Ni con mi infancia. Ni con química. Mi miedo era: ¿qué me iba a quedar? Por eso, ninguno de mis temores llegó a ver la luz. No quería resolver ninguna angustia. No quería hablar de mi familia muerta. Expresar mi dolor, lo llamaba ella. Resolverlo. Dejarlo atrás.
La asistente me curó de cien síntomas, ninguno real, y anunció luego que estaba curado."

#10

"- Le pregunto que qué hay de su amigo. ¿No tenía que haber quedado con él hoy?
- ¿A ése? -dice Fertility-. Sí, le he visto.
¿Y?
- Huele a perfume de mujer y a laca de pelo -dice Fertility-. No sé qué pudo ver mi hermano en él.
El perfume y la laca eran para fumigar las rosas, pero no le voy a decir eso.
- Además, tenía restos de laca roja en las uñas.
Pintura en aerosol para retocar las rosas.
- Y es un pésimo bailarín.
Ahora mismo es del todo innecesario que venga alguien a matarme.
- Y tenía dientes raros, no picados, sino pequeños y torcidos.
Podríais apuñalarme en medio del coracón, y llegaríais tarde.
- Y tiene unas manuchas repugnantes, de mono.
Que me mataran ahora mismo sería todo un alivio.
- En principio, eso quiere decir que tiene la picha muy chiquita.
Si Fertility sigue hablando, mi asistente social va a tener un cliente menos mañana.
- Y no está obeso -dice Fertility-, no está hecho una foca, pero es demasiado gordo para mí.
Descorro las cortinas y planto mi horrible y obeso corpachón frente a la ventana, por si hay algún francotirador. Por favor, alguien con un rifle y mira telescópica. Disparadme aquí. En medio de mi gordo corazón. Justo en mi picha chiquita."


¿Qué os parecen? La verdad es que Palahniuk es un escritor de lo más peculiar, con un estilo que odias o amas y en mi caso, le quiero :) habrá una segunda parte de fragmentos, porque no quiero poner más de 10 y ¡hay más, hay más!









No hay comentarios:

Publicar un comentario