martes, 26 de junio de 2018

Reseña: Un rostro en la multitud - S. King, S. O'Nan

UN ROSTRO EN LA MULTITUD: STEPHEN KING Y STEWART O'NAN






SINOPSIS

Desde la muerte de su mujer, Dean Evers se pasa las tardes apoltronado en el sofá viendo partidos de béisbol. Durante una de esas tardes solitarias, mientras mira un partido de los Devil Rays contra los Mariners, la visión de una figura entre las gradas lo saca de su letargo. Dos filas detrás de la multitud, en el asiento asignado a un invitado especial, alguien le mira fijamente desde el otra lado del televisor. Es el rostro de una persona de su pasado, de alguien que no debería estar en un partido de béisbol, ni tampoco en ningún lugar de este planeta. Y así empiezan a desfilar por la pantalla personas de su pasado. Hasta que un día aparece la más terrorífica de todas...




Stephen King ya había compartido libro de no-ficción con Stewart O'Nan en el pasado, juntos escribieron ¡Campeones mundiales al fin! en el cual se analizan todos los partidos de los Red Sox una vez jugados y que a priori me parece infumable, de ahí que dudara un poco a la hora de comprar este, no quería encontrarme algo parecido: partido tras partido de béisbol y análisis de fans, por mucho que uno de ellos fuera Stephen King. Realmente no conozco nada de este deporte y no me atrae mucho. Aunque, es un tema recurrente en varios de los libros de King, por ejemplo en Blockade Billy o La chica que amaba a Tom Gordon.

A pesar de ser un relato compartido y de no conocer a O'Nan, el estilo de Stephen King se nota a lo largo del texto, o sea que no tengáis miedo a la hora de leerlo. Quién conozca su obra reconocerá su estilo directo, efectivo, con las descripciones justas y convirtiendo en "terrorífico" aquello cotidiano, en este caso, los partidos de béisbol que es en lo que nuestro protagonista Dean Evers entretiene sus noches. 


Un rostro en la multitud es una historia que engancha, quizá no especialmente sorprendente una vez vemos lo que ocurre porque podemos deducir un poco como acabará, pero es interesante la forma en la que nos cuenta el pasado del protagonista a través de los rostros que ve en las gradas de los partidos, es una mirada retrospectiva de aquello que hizo mal. De esta manera, Evers se convierte en alguien que llegamos a conocer, entendemos un poco su personalidad y lo que para él significaba su esposa, incluso llegamos a sentir lástima por su situación y estilo de vida, y dotar a un personaje de personalidad propia es algo complicado en un relato.


La narración es ágil, fluye y como la mayoría de libros o relatos de King, resulta muy fácil de leer. Lenguaje sencillo, directo y efectivo. 

En ningún momento se nota que ha sido escrita por dos personas, una se llega a preguntar como deben hacerlo... si escriben los dos, si lo comparten, si hacen un rato cada uno, ¡ni idea!
Pero en la redacción no se nota nada y al no conocer a O'Nan pues tampoco puedo reconocer su estilo, incluso puede ser parecido al de King y por eso no se nota...

No estamos delante de una novela de terror al uso, pero tiene su punto y cuando la terminamos, deberíamos pensar todos que rostro o rostros veríamos en la multitud ya que, quién sabe, quizá aún estamos a tiempo de cambiar algo antes de que sea demasiado tarde.


Lo que menos me gusta es la portada, la verdad es que es una edición digital y bueno, casi no la ves pero... no hubiera estado mal elegir algo más llamativo o más adecuado, pero al final lo importante no es el exterior sino el interior y ese está mil veces mejor que la imagen de portada.

Recomiendo leer la historia porque no está mal, es rápida de leer, no nos ocupará mucho tiempo y todos los fans de King querrán echarle una ojeada, de paso conocemos a otro escritor y por suerte, aunque aparece el tema del béisbol no se hace pesada su lectura.


Un libro ideal para estar entretenidos un par de días, sin complicaciones y que cuando lo terminemos nos hará pensar un poco en lo leído y en nuestra vida.


VALORACIÓN:


No hay comentarios:

Publicar un comentario