jueves, 9 de noviembre de 2017

Review: Coraline - Neil Gaiman

CORALINE: NEIL GAIMAN







SINOPSIS

Coraline se muda con sus padres a una casa antigua. Sus padres están muy ocupados para hacerle caso y ella se dedica a explorar durante el tiempo libre que tiene antes de empezar las clases. 

Durante sus exploraciones conocerá a los otros huéspedes del edificio: las señoras Spink y Forcible, dos actrices retiradas y el señor Bobo, un anciano que entrena ratones para que toquen en una banda de música. También a un gato que vive ahí.

En su casa descubre una puerta que no lleva a ningún lado, está enladrillada, pero un día ella la abre y ve que al otro lado hay un oscuro pasillo que la lleva a un piso igual que el suyo, donde vive su otra madre y su otro padre, son muy parecidos a los de verdad aunque tienen botones en lugar de ojos.

A partir de ese momento las cosas para ella cambiarán y tendrá que ser muy valiente para enfrentarse a lo que la espera y volver a la normalidad.








Coraline es uno de esos libros catalogados como infantiles o juveniles de terror, pero también es de esos con los que tenemos que tener cuidado ya que las etiquetas a veces están pero no son del todo correctas, con esto quiero decir que no considero yo que sea un libro para niños, pueden leerlo y yo hubiera estado muy contenta de leerlo de peque pero creo que casi es mejor leerlo de adulto para poder sacarle todo el jugo que se merece.

Después de terminarlo es bastante fácil compararlo con Alícia en el país de las maravillas, otro libro supuestamente para niños que nos descubre una realidad paralela a la que conocemos, además los diálogos más interesantes de Coraline los tiene con el gato, cosa que también ocurre con Alícia. Pero, luego hay muchas diferencias, para resumirlo un poco diría que el mundo que nos presenta Lewis Carroll es blanco, pero el de Gaiman es un mundo negro, macabro, salido de una pesadilla.

Nuestra protagonista, Caroline Jones, es una niña valiente, una heroína fuerta, decidida, que sabe lo que quiere y tiene la fuerza de voluntad para luchar por ello. Cuando debe elegir entre el mundo real, en el cual sus padres casi no le hacen ni caso, o el mundo de su otra madre y otro padre, en el que le conceden lo que quiere, tienen en cuenta sus opiniones y deseos, decide guiándose con el corazón, como ella dice, no queremos conseguir todo lo que deseamos porque sino, ¿luego qué?
Es una de esas niñas que todas las lectoras quieren ser, no es que no le tema a los monstruos, porque sí se asusta frente a ellos, es que se enfrenta a sus miedos y sigue adelante.

Es un libro escrito en tercera persona y supongo que como la protagonista es una niña es lo más adecuado, es mejor hacerlo desde fuera que no intentar meterse dentro de una niña, es complicado pensar como ella, sentir como ella, en cambio es más fácil describir su conducta y en líneas más generales lo que la motiva.

Debo decir que es el primer libro que leo del autor (aunque tengo American Gods esperando) y no me ha desagradado el estilo del autor, consigue dejarnos unas descripciones muy logradas, crear una muy buena ambientación de la casa y sus alrededores, todo se torna oscuro e inquietante a medida que lo vamos leyendo.
No puedo decir que me haya provocado miedo aunque ya sabéis lo rara que soy para eso, pero sí que me imaginé perfectamente el escenario donde ocurre todo y la lucha a la que debe enfrentarse Coraline.

Los capítulos son bastante cortos y eso junto con los numerosos diálogos hacen que tengamos el libro terminado en dos o tres días como máximo. Es apto para todos los públicos, recordemos que supuestamente es un cuento de terror para niños, y no supondra un problema para nadie su lectura, aunque tiene algunos tintes macabros no encontramos nada explícito y nada que no pueda leer un niño, lo único es que los adultos le darán un sentido al que un niño quizá no llegue.


Los personajes que aparecen en el libro son bastante extravagantes y por eso nos llaman la atención, no son los típicos que encontraríamos en todas las comunidades pero sí los que le llamarían la atención a una niña pequeña. El autor se centra casi exclusivamente en Coraline, de los demás solo nos da unas breves pero acertadas pinceladas, con lo poco que nos dice de ellos nos los imaginamos perfectamente a pesar de lo imprevisibles que nos parecen.

Coraline no es una historia que nos sorprenda y quizá eso sea lo peor, lo que ocurre es lo esperado, no encontramos giros inesperados que nos hagan abrir la boca por la sorpresa, todo lo contrario, todo transcurre según lo imaginamos y confieso que en algunas partes se me ha hecho un poco pesado y todo.

La historia está lleno de símbolos y esa parte que un niño no podrá interpretar, por ejemplo los ojos de los habitantes del otro lado, cuyos ojos son botones, es algo tan simple realmente... esos ojos nos recuerdan a los muñecos y eso es lo que son estos seres, muñecos a las órdenes de la otra madre, ella es quién maneja sus hilos y los castiga cuando hacen algo que no deben.
Los temas que se tratan son bien interesantes: la soledad, las relaciones padres e hijos... lo que le ocurre a Coraline es en parte culpa de sus padres, ellos no le hacen caso, la mandan de acá para allá para que no les moleste mientras trabajan y solo desean que llegue el cole para que no esté tanto en casa, si ellos hubieran jugado con ella probablemente nada hubiera ocurrido.

Finalmente, me gustaría destacar las ilustraciones de Dave McKean, muy macabras, muy en blanco y negro y muy adecuadas para la escritura de Neil Gaiman.

Un libro que recomiendo, seguro que no es el mejor del autor pero tampoco me sabe mal haber empezado por este, se lee muy rápido y aunque algo previsible y en ciertos momentos aburrida, la historia me ha llegado y gustado.










Si os interesa, podéis ver la película que se rodó basándose en este libro. Fue adaptada al cine por Henry Selink, es un film de animación estadounidense que se estrenó en 2009.


VALORACIÓN:





Si queréis leer algunos fragmentos de este libro, podéis entrar en la entrada que hice ayer con los que más me gustaron.

1 comentario:

  1. No he leido Coraline de Neil Gaiman pero sí he visto la película de animación inspirada en él. La vi hace ya bastantes años y a decir verdad la entiendo mejor ahora que he leido tu review sobre el libro. Tampoco considero que los niños entiendan la historia. Y eso de "vete a jugar que me molestas" por resumirlo de algún modo por desgracia lo sufren muchos niños, bss!

    ResponderEliminar