jueves, 13 de julio de 2017

Reseña: Nada - J. Teller

NADA: JANNE TELLER


Autor: Janne Teller
Editorial: Seix Barral
Páginas: 160
ISBN: 9788432296963



SINOPSIS

Pierre Anthon descubre un día que la vida no tiene sentido y por ello no vale la pena esforzarse por nada porque, en realidad, todo da igual. 
Sus compañeros de clase emprenderán una lucha: demostrarle que sí que hay cosas que importan. De esa manera piensan que le harán bajar del ciruelo al que se subió cuando descubrió el poco sentido de la vida.





Este es uno de esos libros que te marcan, que recuerdas quizá no con exactitud el argumento pero sí lo que te han aportado y lo que han hecho pensar a posteriori, y por libros como este es por los que vale la pena seguir leyendo y seguir buscando, porque entre muchos malos a veces aparece uno que te compensa lo anterior.

Este libro se supone que está escrito para niños y adolescentes, y mira, quizá para adolescentes sí, pero no es un libro para niños, es una fábula para adultos, pero no de esas que necesariamente tienen que terminar bien, aunque todo dependerá de lo que consideremos ese "terminar bien".

El inicio de esta -elegid vosotros- novela breve o relato largo, empieza de forma parecida a El barón rampante de Italo Calvino, en la obra de Calvino Cosimo Piovasco cuando tenía doce años se sube a una encina de su jardín como gesto de rebelión contra la tiranía de su padre, aquí Pierre Anthon, de catorce años, en su primer día de colegio se levanta y deja a sus compañeros y profesor con una lapidaria sentencia de despedida: "Nada importa. Hace mucho que lo sé. Así que no merece la pena hacer nada. Eso acabo de descubrirlo." Y es que, Pierre Anthon no nos descubre nada nuevo, ninguna de las consignas que grita nos va a sorprender ni es original, nada que no hayamos pensado nosotros antes, pero dicho así en boca de un niño y leyéndolo ahora que somos adultos, pues te deja tocado. 

Nada no solo nos hace pensar en Calvino, también nos lleva a recordar otras dos obras que son inevitables cuando los personajes son niños/adolescentes, por un lado tenemos El señor de las moscas de William Golding y por otro, como no, El guardián entre el centeno de J. D. Salinger, no únicamente la edad de los protagonistas es parecida ya que con los dos comparte ese centrarse en la pérdida de inocencia de sus protagonistas y como de cruel puede ser dejar la infancia para llegar a la edad adulta, a ese mundo con el que sueñan los niños pero que a veces te hace pagar un peaje muy elevado. 

Sobre los temas que trata, os decía antes que uno de ellos es la pérdida de la inocencia, pero hay otros de los que se habla o que se citan, por ejemplo, la búsqueda del significado de la vida y su valor, el consumismo y como nos hace traicionar nuestros valores y aquello que teníamos clarísimo, la indiferencia ante el dolor ajeno, el sacrificio del bien individual sin que importe aquello que se sacrifique en pos del bien colectivo... temas importantes todos ellos, ¿verdad? ya os digo que al terminar tendréis que hacer un poco de introspección y pensar en qué se basa vuestra vida, que esperabais de adolescentes y en qué os habéis no hemos convertido, pero os advierto que quizá lo que encontréis no os va a gustar.
Porque, cuando tienes 14 años como estos chicos de la clase del 7º A, te planteas muchas cosas, los adultos no te entienden y no ven lo que es importante y lo que no, viven en su mundo, se mueven por unos objetivos que no son inocentes, hacen daño a los demás y tu... bueno, tu no te soportas a ti mismo y no soportas a los demás y mucho menos a los adultos, estás en constante malestar contigo y los demás y es lo que tiene que ser, el paso de la infancia a la edad adulta es ese cuestionarse todo, enfadarse con todo, romper con todo para al final, reconstruir lo que ha quedado y a partir de ahí avanzar. Pierre Anthon les hace abrir los ojos, con su filosofía nihilista, con sus frases lapidarias que enfadan a quién las escucha, consigue que maduren cuando sus compañeros no estaban aún preparados, pero así es como nos coge la adolescencia, sin estar preparados y el chico es casi la voz interior, esa que odiamos pero que seguimos escuchando a pesar de querer ahogarla y meterla dentro del pozo.

Nada es una novela dura, podemos considerarla una fábula, un relato alegórico pero tiene un fundo muy duro y todo lo llegaremos a cuestionar: el amor, lo material, la apariencia, la religión, la familia, la amistad... los niños que aquí aparecen conocerán el precio a pagar y a través de su mirada, volveremos a perder la inocencia, aquella que abandonamos con nuestra juventud. 

Y pensaréis que después de lo anterior debe ser una novela difícil de leer y ya os garantizo que no, es una novela que se lee de verdad muy fácilmente, pensemos que la narradora es Agnes, una niña de 14 años, que al inicio nos hará sonreír con sus ocurrencias y nos lo explica como lo vive, con sus palabras, que no son rebuscadas, ni emplea metáforas ni se pierde en descripciones llenas de adjetivos, ella nos cuenta la historia de forma llana y sencilla, simple, y por ello nos llega aún más, no hay forma de perderse, de despistarse y en cuanto empecemos el libro, más vale que apaguemos el móvil durante las próximas -¿dos o tres?- horas porque no querremos que nadie nos moleste hasta que acabemos Nada

El libro me ha parecido bastante original, la forma de contarlo, de tratar temas tan importantes me ha fascinado, si te pones en la piel de los alumnos les entiendes, cuando deciden que la mejor manera de que Pierre Anthon baje del ciruelo es hacerle una montaña de significado, no puedes menos que pensar: "Sí, no hay otro remedio", la verdad es que con ellos pensamos que objeto vamos a pedir a otro compañero que de y todo nos parece poco y necesitamos más, es un juego macabro al que nos prestamos a jugar y curiosamente el personaje con quién más me identifico es con el mismo Pierre Anthon, no sé si esa es la idea o la idea es aborrecerlo por lo que dice/hace, pero en todo caso así me sentí yo, totalmente de acuerdo con lo que dice, quizá no tan llevado a ese "Nada importa" pero sí al "Dejemonos de tonterías, vamos a considerar qué es importante y que no". Pierre Anthon desde su ciruelo representa a los adolescentes, al cuestionarse todo y a todos, ¿de verdad no hicisteis lo mismo? ¿O aún lo hacemos?

Y creo que lo mejor es que cada lector interpretará algo diferente en esta obra y podemos discutir que aporta a cada uno pero todos esos pensamientos y reflexiones son igual de buenos, lo que interpretemos en base a nuestras creencias o experiencias es igual de bueno que lo que piense otro, lo que está claro es que quién lo lea no quedará indiferente y mejor aún, si lo leemos pasado un tiempo estoy convencida que lo veremos diferente y nos aportará cosas diferentes.

Es un libro que empieza de forma sencilla pero que va complicándose a medida que pasamos páginas y su ritmo va aumentando a medida que aumenta la intensidad del macabro juego del significado, y a medida que seguimos notamos la tensión en nuestro interior, no sabemos como acabará la historia, pero algo dentro nuestro nos lo va advirtiendo, y eso no significa que tenga giros inesperados, creo que por donde tira la historia pocos se lo pueden imaginar...

Finalizando ya, es un libro que considero imprescindible, está escrito de forma sencilla pero nos hará reflexionar hasta mucho después de haberlo leído, son muy pocas páginas pero cargadas de significado y aunque nada valga la pena y nada importe, deberíais decidiros y leer Nada


VALORACIÓN:





Por si os interesa leer algunos fragmentos de la novela, en su día subí una entrada con mis textos preferidos, la podéis leer aquí. 

7 comentarios:

  1. La sinopsis me gusta porque tiene que ver mucho con lo que pasa en nuestra vida real. Muchas veces pensamos que nuestra existencia no vale para nada y de pronto ves algo o yus compañeros y familiases se vuelcan y ves que realmente estas aqui por algo.
    Si hemos venido a esta vida creo que todos tenemos un cometido. Unos forman familias,otros son misioneros y entregan su vida por otras personas, otros son animalistas y dan voz al sufrimiento de los animeles, hay astronautas para ver que hay ahi arriba, ingenieros, cirujanos....creo que no es una mera casualidad. BSS

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    No había escuchado hablar del libro y la verdad me llama la atención. Me encantas las historias que pueden ser interpretados de multiples maneras por los diferentes lectores, y mucho mas cuando nos toca porque implica la historia de un niño. ESo me parece que está muy bien. Que ganas tengo de leer algo de Italo Calvino, lo nombraste de ejemplo y recordé que lo tengo pendiente desde hace mucho.
    Espero poder pronto el libro, ahora estoy con "Yo antes de ti" ¿lo leiste? justamente siento que tienen relación.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Es la primera vez que oigo (o leo) sobre este libro, ni idea de que existía, pero has logrado captar mi atención hacia él, y eso que no soy precisamente una adolescente. Pero me ha gustado la filosofía de la historia, me gustan las historias que te hacen plantearte cosas, a ver si me animo y lo leo.

    ResponderEliminar
  4. Suena bastante interesante, en cierta forma me siento identificada con la parte en que dices que en la adolescencia nos peleamos con todo y todos, digo que no solo en en esa etapa sino siempre a diferencia que de jóvenes no tenemos la madurez para canalizar dichas emociones y solemos cometer muchos errores y aunque la adultez no nos salve de los errores es un mínimo más fácil llevar la vida. Me encantaría leerlo, me has dejado intrigada, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Que buena reseña de este libro, no lo conocía y he quedado con ganas de leerlo, quedé intrigada con esta historia. Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Nunca escuché del libro pero por lo que expresas para ser bueno y también me resulta intrigante.

    ResponderEliminar
  7. Genial reseña. No había leído antes nada de este libro. Lo apunto como próxima lectura.
    Muchas gracias por toda la información que nos has facilitado.

    ResponderEliminar