martes, 23 de mayo de 2017

Reseña: La habitación de Naomí - J. Aycliffe

LA HABITACIÓN DE NAOMÍ: JONATHAN AYCLIFFE


Autor: Jonathan Aycliffe
Editorial: Plaza & Janes
Páginas: 204
ISBN: 9788401325021
Ebook

SINOPSIS

Charles Hillenbrand es un profesor que ha pasado por una situación terrible: su hija Naomí fue asesinada brutalmente; ni él ni Laura, su mujer, han conseguido rehacer sus vidas después de tan trágica experiencia.
Pero hay situaciones horribles a punto de desencadenarse y todo empieza con la visita de Lewis, un fotógrafo que le enseña unas inquietantes fotografías. Poco después, se empiezan a escuchar unos extraños sonidos que proceden de la antigua habitación de su hija, una misteriosa mujer aparece en la ventana del ático, ventana que fue tapiada hace años...
La casa donde habitan esconde muchos secretos que quizá sea mejor no desvelar porque el desenlace puede ser fatal.






La habitación de Naomí era una novela de la que no había oído hablar hasta que salió vencedora de la votación del grupo Letras Macabras de Goodreads, varios somos los que la hemos leído, con resultado algo desiguales.

Investigando un poco sobre el autor antes de empezar la lectura, resulta que Jonathan Aycliffe es un seudónimo -igual que Daniel Easterman-, de Denis MacEloin, un escritor irlandés que además de esta novela ha escrito Whispers in the Dark, The Talisman, The Lost... pero tampoco os diré más títulos porque no podemos encontrar ninguna otra en español, vamos... o vuestro inglés es lo suficientemente bueno o os conformáis con ésta para hacer el check al autor.

Una vez dicho lo anterior, comentaros que es un libro difícil de encontrar ya que actualmente está descatalogado (aunque en ebook se puede descargar). Lo que ocurre con estas cosas es que a veces por lo difícil que resulta hacerse con él ya se considera bueno per se y, nada más lejos de la realidad. Pensemos que igual no se ha vuelto a editar porque no valía mucho la pena, aunque cuando hablamos de terror lo mejor es no tener ideas preconcebidas, porque bueno puede ser algo que luego no guste a nadie porque DE VERDAD dé miedo, entonces con toda probabilidad dejaría de publicarse... ¿qué ocurre con este libro? estamos en medio, no es malo pero tampoco lo considero maravilloso ni imprescindible, y ahora os contaré por qué, aunque es sólo mi opinión, luego tendréis que decidir vosotros si vale la pena o no.

La historia se desarrolla a lo largo de poco más de 200 páginas, en ellas Charles -el narrador-, nos cuenta en forma de memoria los acontecimientos que vivió hace un par de décadas y que se mantienen en el presente, convirtiéndole en un hombre que vive atormentado por los recuerdos y por las presencias con las que comparte su vivienda. 
Y aunque es un libro que hasta cierto punto he disfrutado, no puedo decir que sea original y diferente, me recordó desde el primer momento a La profecía y a medida que se iba desarrollando la historia, podría citar obras como La maldición de Hill House de Shirley Jackson, La casa infernal de Richard Matheson o Nazareth Hill de Rampsey Campbell.

Quizá todas las historias de "casas encantadas" se parecen y por ello acaban desarrollándose de forma bastante predecible, está claro que hay presencias, está claro que hacen ruidos y cosas (entiéndase por cosas putear a los vivos, sea con movimientos, sustos, posesiones, llamémosle "cosas"...), sabemos que estos fantasmas fueron personas vivas a las que algo malo o muy malo les ocurrió porque sino, habrían ido hacia la luz y en cambio siguen ahí por algún motivo... poco más hay en este género ¿verdad? luego el cómo lo desarrolles es lo importante.

Es una historia que se lee extremadamente rápido, no es larga y en un par de días si le echamos ganas (y no tenéis en medio La montaña mágica como yo) lo tendréis acabado. 
La forma de escribir de Aycliffe es sencilla, directa, efectiva, combinando bastante bien descripciones con diálogo, sin exceso de detalles en las primeras y aportando rapidez el segundo. 
No es para nada una lectura difícil y como probablemente la narración nos enganchará, querremos retomarla en cuanto podamos.

Debemos reconocer al autor que le da un giro a la novela hacia el final, giro que puede descolocar un poco y resultar interesante por lo inesperado, aunque si nos fijamos en como avanza, podemos imaginarnos lo que se producirá. No es que vaya de sobrada por la vida, pero al final cuando lees tanto sobre los mismos temas, se pierde el efecto sorpresa y quizá por eso valoro el libro como entretenido, en lugar de como muy recomendable

Nos encontramos saltos temporales, tanto del presente al pasado de Charles, como al presente y pasado de los antiguos propietarios de la casa, el saltar de una historia a otra se hace de forma gradual, no es nada brusco y se agradece la sutileza de esas transiciones, también está muy bien como desde el presente se va desglosando el pasado tanto del protagonista como de Liddley, el antiguo propietario, esta parte está desarrollada correctamente. 

A medida que conocemos la historia que envuelve la casa y a la familia, van apareciendo nuevos personajes para complementar lo que ocurre: Ruthven, el policía encargado del caso; Lewis, el fotógrafo que nos revela un poco la situación inicial; Carol, la hermana de Charles, que junto con su hija Jessica tendrán un papel importante en el desenlace final... Pero la caracterización de los personajes no es algo a destacar, ya que excepto Charles y algo de Liddley, de los demás poco conocemos, ni física ni mentalmente. Eso es algo que debería ser mejor en una historia de este tipo, donde aunque entendamos el dolor de Charles por la muerte de su hija, no nos ponemos en su lugar ni empatizamos con él ni con su situación, o quizá soy yo que al no tener hijos no llego a comprenderlo pero tampoco el autor hace ningún esfuerzo para que eso ocurra. Quizá debido a esto, la falta de personalización de los implicados, la falta de conocimiento sobre sus sentimientos, de lo que guía sus acciones... cuando se produce el desenlace, digamos que puede que nos sorprenda pero nos da un poco igual, y si ya ni siquiera nos sorprende, ¡pues peor me lo pones! 

Entonces, ¿qué tiene de bueno el libro? si no me ha sorprendido, si los personajes no me han llegado... ¿qué? Te respondo: la ambientación.
Podríamos decir que la novela se divide en dos partes: en la primera el autor nos gana creando una excelente ambientación, un contexto donde puede ocurrir lo que sea, es algo opresivo y nos cuente lo que nos cuente sobre esa casa y lo que ocurre ahí, sabemos que nada bueno saldrá y lo mejor de todo, en ese momento me digas lo que me digas, yo me lo creo. 
Pero incluso en esta parte hay fallos y pierde fuelle ya que inicialmente nos presenta a las hijas del matrimonio, luego a la mujer y finalmente al marido y de la forma en que lo hace, esperas que ocurran cosas terroríficas, no olvidemos que viven en una casa con presencias del pasado que no pueden querer nada bueno, pues incluso esta parte se desaprovecha muchísimo y lo que podría haber sido una fuente de sustos espeluznantes, se queda en nada al centrarse en la figura del hombre cuando parecería que las importantes eran las otras tres, quizá lo haga para despistar pero lo que ocurre es que siembra por un lado y espera recoger por otro y ya se ve que eso no tiene sentido.

La presencia de lo sobrenatural, las apariciones, los pasos en el desván... todo ello nos hace pensar en las novelas góticas de siempre, donde lo terrorífico es más lo que imaginamos que lo que leemos, pero si las pinceladas son buenas nuestra imaginación hará el resto. Esta claro que el autor se ha inspirado muchísimo en esas antiguas novelas y realmente les ha sacado provecho porque el entorno está muy bien creado.
Pero, todo lo bueno de la primera se pierde en la segunda parte, ahí la novela baja en intensidad en pos de desarrollar la historia, pero dejando de lado lo que la hacía interesante, así pues, cuando más ritmo e intensidad debería haber se pierde en escenas que se podrían suprimir y descubrimientos que enlentecen el final. Y más diré, cuando debería terminar para dejarnos un -casi- buen sabor de boca, sigue algo más perjudicando nuestra percepción sobre el final. 

Además, al no haber una evolución de los personajes, sus actuaciones no las entendemos, de golpe alguien empieza a actuar de una manera incoherente con lo que había pasado hasta el momento y no llegamos a comprender por qué, evidentemente tampoco el autor se preocupa por contárnoslo y chirría. Laura, la mujer y madre de Naomí está ahí que parece un mueble, vamos está porque de vez en cuando nos lo recuerda el autor pero si me dices que el señor es viudo pues también me lo creo y no habría pasado nada, su papel es de mero relleno. Su mejor desarrollo hubiera beneficiado a la hora de conocer su angustia por la muerte y no aceptación de la hija fallecida, a la sensación de terror o esperanza que la embarga en determinados momentos y hubiera humanizado a Charles y quizá entonces, habría resultado de todo ello un final más impactante. Lo mismo podría decir de Carol, tía de la niña fallecida o de su hija.
Tanto personaje femenino puesto de relleno también chirría, parece algo como: "no hay manera de entender a las mujeres, entonces ni lo voy a intentar", seh vale he dejado salir mi vena feminista, pero a ver... el anterior propietario tenía mujer y dos hijas, Charles tiene mujer, hija fallecida, hermana y sobrina... juntamos siete mujeres y el señor intenta sólo desarrollar los dos hombres, pues que quieres que te diga, igual danos unas pinceladas también sobre ellas, a la historia no le hubiera venido mal...

No es un libro que dé miedo o vale, a mí no me lo ha dado (y no, no me preguntéis que libros me han dado miedo), pero sí que leí algunas reseñas antes de empezarlo y en ellas se hablaba del terror sentido, de la angustia, de como el miedo va creciendo a medida que se avanza con el libro y de lo fuerte que es el final... pero yo no sentía nada de todo esto, que no digo que sea mentira lo escrito, digo que ellos lo notarán pero a mí me parece que no es para tanto y que ¡ojalá lo fuera!

Quizá me hubiera ayudado que el autor hubiera sido algo más explícito, me refiero a los momentos donde Aycliffe empleaba esa odiosa fórmula de: "no te cuento lo que veo/leo/viví porque es tan espeluznante que mejor me lo callo" ¿perdón? ¡Esto es una novela de miedo! o como no sabemos qué explicar, ¿lo pasamos por alto? pues oye, no. Haz el favor de contarme las cosas o no me las dejes ahí, es un recurso demasiado fácil, dame lo que sea y ya decidiré yo si puedo vivir con ello o no, que si quisiera leer cosas edulcoradas leería otro género de libros.

Así pues, es un libro que me deja un sabor agridulce, por un lado está bien ambientado pero por otro tiene algunos muchos puntos a mejorar, sobretodo aquellos que se refieren a los personajes, al ritmo desigual, perdiendo fuelle cuando debería estar en su punto álgido y aunque el desenlace sorprenderá a muchos lectores, no ha sido mi caso. 

Entonces en base a lo leído, tendréis que decidir vosotros si os apetece o no leerlo, por mi parte no lo recomendaría alegremente, a no ser que de verdad sientas miedo leyendo libros de terror y quieras probar con éste, si eres como yo y ya necesitas mucho para sentir algo, no lo leas.


VALORACIÓN:






5 comentarios:

  1. Hola! me gusta mucho las historias de miedo, es mi genero favorito junto con la fantasia, me estaba gustando lo que no ibas contando del libro, normalmente muchos se parecen y son predecibles pero asi me gustan, pero cuando dices que se calla las cosas...si leeo este genro es poruqe quiero pasar miedo!Pero aun asi me apetece leerl, los buscare a ver si lo encuentro. Un beso

    ResponderEliminar
  2. no es mi genero favorito de libros ni pelicula pero es interesante el libro

    ResponderEliminar
  3. me encantan los libros, series y películas de miedo, y si mezclan intriga ya...fan absoluta! por eso me encantan los libros de Stephen king... el libro que recomiendas puede ser un buen candidato para ser uno de los libros para leerme este verano!

    ResponderEliminar
  4. Ya con la portada me llamaba la atención, pero no creo que me vaya a gustar después de lo que has opinado. Que se calle las cosas, los personajes como muebles de esquina y todo ello, es algo que no me convence del todo. Quizás en algún momento me de por bajarlo e intentar leerlo pero no estoy tan seguro. Lo que si te aconsejaría es que leyeras otros géneros, porque al leer uno solo solemos saturarnos en ocasiones XD Es una excelente reseña, la que presentas ;)

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta!! Aunque he de confesarte que aunque es mi genero favorito,prefiero pasar miedo viendo una peli que leyendo jeje

    ResponderEliminar